Problemas con sistema operativo, una solución Live CD o Live USB


LiveUSBCuantas veces hemos tenido problemas con nuestro sistema operativo y no hemos conseguido hacer que nuestro ordenador vuelva a funcionar. No siempre tenemos copias de seguridad y en estas circustancias volver a instalar de nuevo significará perder todos nuestros datos. Otras veces podemos tener problemas cuando arrancamos el ordenador y no sabemos si el problema es hardware o de sistema operativo. Existe una solución que más de una vez nos puede sacar de una apuro y es la utilización de un Live CD o Live USB.

Una distribución live o Live CD o Live DVD, más genéricamente Live Distro, (traducido en ocasiones como CD vivo o CD autónomo), es un sistema operativo (normalmente acompañado de un conjunto de aplicaciones) almacenado en un medio extraíble, tradicionalmente un CD o un DVD (de ahí sus nombres), que puede ejecutarse desde éste sin necesidad de instalarlo en el disco duro de un ordenador, para lo cual usa la memoria como disco duro virtual y el propio medio como sistema de archivos.

Algunos Live CD incluyen una herramienta que permite instalarlos en el disco duro. Otra característica es que por lo general no se efectúan cambios en el ordenador utilizado, aunque algunos pueden almacenar preferencias si así se desea.

Para usar un Live CD es necesario obtener uno (muchos de ellos distribuyen libremente una imagen ISO que puede bajarse de Internet y grabarse en disco) y configurar el ordenador para que arranque desde la unidad lectora (esto lo hacemos en la configuración de la BIOS en la secuencia de arranque), reiniciando luego el ordenador con el disco en la lectora, con lo que el Live CD se iniciará automáticamente. Existen distribuciones basadas en Macintosh, BSD o Linux (Gnoppix, Ubuntu, Debian, OpenSuSe...)

Live USB, en informática, es una memoria USB que contiene un sistema operativo completo, sobre el que arranca el ordenador.

Los Live USBs están estrechamente relacionados con los LiveCDs, y algunas veces son usados de manera intercambiable. Tal como los LiveCDs, los Live USBs pueden ser usados para la administración de sistemas, la recuperación de datos, o para pruebas en distribuciones del sistema operativo, sin modificar una instalación local, en la unidad de disco duro.

Los Live USBs' comparten las ventajas y las limitaciones de los LiveCDs. Una ventaja importante sobre los LiveCDs es la capacidad de cambiar, convenientemente, los datos contenidos sobre el dispositivo de arranque. Esto permite a los Live USBs ser usados para el almacenamiento personal, esto permite a un usuario llevar su sistema operativo preferido, aplicaciones, archivos y configuración con ellos, haciéndolo fácil para compartir un único sistema entre múltiples usuarios. Los Live USBs proporcionan beneficios adicionales de intimidad aumentada, porque el usuario, fácilmente, puede llevar el dispositivo USB con él o depositarlo en una ubicación segura (p.ej. en una caja fuerte), reduciendo las oportunidades para que otros accedan a sus datos.

La falta de partes móviles en los dispositivos USB permite una búsqueda más rápida, similar a la de un disco duro, o disco optico, esto significa que pequeños programas se iniciarán más rápido en un Live USB que en un disco duro local, un LiveCD o un LiveDVD. Sin embargo, como los dispositivos USB alcanzan normalmente tasas de transferencia de datos inferiores a las de los discos duros internos, el arranque de un ordenador que carece de soporte de USB 2.0 (más rápidos que los 1.0) puede ser muy lentos al iniciar el sistema.

Algunos ordenadores, en particular los más antiguos, quizás no tienen una BIOS que soporte el arranque de USBs. En este caso un ordenador, a menudo puede ser "redireccionado" para arrancar desde un dispositivo USB que, a través de la utilización de un CD bootable o de un disquete.